lunes, 27 de enero de 2014

desviar el camino

Las decisiones importantes deben meditarse, al menos así debería ser. Pero claro está, no siempre lo es. A veces tomamos decisiones sin analizar las causas que estas pueden provocar, por impulso, o simplemente porque queremos hacerlo, sin más. Otras veces hemos analizado, escrito pros y contras, pensado en el por qué, y sobre todo en el para qué...

He desviado el camino que me llevaba hasta ti,
rodeando mis sueños pasados,
mis impulsos internos, mi realidad feliz.

He ido y he vuelto, mañanas, tardes y noches,
sueño, tiempo irrecuperable, sonrisas perdidas
que no deseo dejar nunca de ver.

Decidí quedarme donde siempre debí estar,
en casa, con ellos...

lunes, 15 de julio de 2013

despedirme de ti



En tu dulce mirar adormece,
mi triste y temeroso pensamiento,
que se engalana de palabras
vacías de todo sentimiento.

Más mi entender y mi voz,
que piensan en tu sonrisa
hacen palpitar el alma
cuan vuela en mi mente tu brisa.

Tus aires que todo lo envuelven
mi pensamiento, mis palabras
mi alma, mi sueño, mi vida
mi ausencia y tus lágrimas.

Tu despedida ayer, fue el regalo perfecto,
el que nadie quiere oír,
pero todo el mundo anhela
tus palabras al partir.

Princesa de mis sueños,
de mi alma, de mi presente y futuro,
regálame tus palabras y tus sonrisas
que tu dormir yo lo acuno.

martes, 21 de mayo de 2013

Casi de Noche

Son las doce y aun no has vuelto
de tu viaje entre las nubes
que vuelan llevadas por el tiempo
ocultandome si vuelves

te imagino mirando al cielo, tumbada
con los brazos recogiendote el cuello
tarareando a César, una balada
de amores perdidos y sueños.

es la una, la una y sigo sentado, esperando
tu vuelta, tenerte en mis brazos,
que sonrias al llegar a mi lado.

ya cierro los ojos, soñando
que me miras, fundimos un abrazo
y sucumbo entre tus manos

El amor verdadero, casi de noche,
lo siento entre las nubes del alba,
entre las manos que abrazan mis sueños
y anhelan encontrar mi alma.

domingo, 20 de enero de 2013

tu y mis sueños

En el amanecer del día, pasado el despertar del gallo,
atisbo borroso lo que se me ofrece por ver

tu sonrisa entreverada y el transparente camisón
que permite ver tu cuerpo, a contra luz
sensual, excitante...

no puedo perder el pensamiento
tus caderas, tus pechos turgentes
tu sonrisa embriagadora
tus manos perfectas, que me tocan

tus labios rozan el lóbulo de mi oreja
todo mi cuerpo reacciona, mi piel se excita
tanto como mi alma...

te atrapo en mis brazos, envuelvo tu cuerpo
me giro contigo
te tengo en mis sueños

cuando por fin, froto mis ojos
me encuentro solo, anhelando el recuerdo
de tu cuerpo y el mío
de tus susurros, de tu amor.

todo es sueño, nada es cierto
todo acaba, todo... menos mi sueño.

martes, 6 de noviembre de 2012

y las nubes

de las nubes que me vuelan
de las mentes que se duermen
de los sueños tras las risas
y los cielos que me angustian

placer del descanso invisible
de las rojeces internas
y de los ojos llorosos
que atisban arrugas preciosas

el respirar hondo
calando hasta los pulmones
el humo de la vida y sueño
el temor efimero desaparece

viernes, 31 de agosto de 2012

no es de noche

No es de noche,son los sueños

Apareciste junto a mi de repente,
sin saber quien eras y de pronto..
lo fuiste todo
el universo convertido en amor
el que siempre soñé y llegó de noche.

No es el tiempo, es la vida
y después de conocerte
de estar a tu lado
tan sólo un instante
te llevaste un pedazo de mi alma
siempre presente en tí, t
odo el tiempo... la vida.
porque tú no eres tú
tú eres... vosotros,
y sois todo.

martes, 1 de mayo de 2012

la soledad inminente




El silencio que retumba entre mis dedos
tras las teclas, tras el respirar pausado,
si mis suspiros se agotan
ya no existe más que el llanto olvidado.

si la soledad inminente
acaricia el pensamiento
de los cambios, de las suertes
que pretenden atraparnos

podrá entonces el tiempo,
la sonrisa de lo ausente
agarrarme entre sus dedos
alargados e imponentes.

son ideas que me enganchan
que me surgen sin quererlo,
es la soledad maldita
que me mira insolente.

que hartumbre de cabeza
dolida hasta lo indecente,
paranoico sentimiento
que domina mi presente.